Ortotipografía para diseñadores

Raquel Marín orgullosa con su obra

Raquel Marín orgullosa con su obra

En estos tiempos aciagos donde prima el “háztelo tú mismo”, figuras tradicionales de la industria editorial como, entre otros, el corrector de textos, han quedado relegadas al ostracismo de las grandes corporaciones editoriales que, a su vez, han absorbido a la amplia mayoría de las pequeñas (para “pena penita pena” de los que mantenemos este blog).

Como consecuencia directa, cada vez que nos echamos un “articulito” impreso (y no impreso) al cuerpo se observan más y más fallos de ortotipografía. ¿Y qué es la ortotipografía? Pues así en fácil, porque el “nombrecito” se las trae,es la disciplina que se encarga de discernir cómo gestionamos signos tipográficos como cursivas, versales, negritas, etc. amén de otras muchas reglas, que hacen que nuestros textos luzcan más profesionales. Aunque no cumplirlas no constituye un fallo gramatical u ortográfico como tal, sí que denota desconocimiento y falta de profesionalidad.

Raquel Marín Álvarez, fundadora de lalolagrafica y tipógrafa reputada, ha dado respuesta a esta necesidad y ha publicado un manual de referencia pero que muy bien pensado. A diferencia de obras más largas y complejas que han constituido durante décadas la biblia de la ortotipografía para correctores y traductores, la autora va “al turrón”, centrándose en lo que un diseñador editorial de hoy en día necesita “si o si” para convertirse en su propio corrector de estilo y llenar así ese vacío. Además, la gráfica es muy visual y fresca, cosa fina y de agradecer.

Así que ahora, tanto si te dedicas a escribir en tu blog “frikoide” como si habitualmente realizas trabajos de índole editorial, ya no tienes excusa para poner Star Wars o Breaking Bad sin cursiva, que eso en nuestro ámbito está prohibidísimo y quedas “muy fatal”. Que conste que os lo avisamos.